JARILLA

larrea1

Arbusto o arbolito de hasta 2 m de altura y diámetro, característico de la vegetación xerófila. Su copa es rala, inerme, de follaje persistente. Las hojas, muy características son de color verde claro, pequeñas, opuestas y divididas en forma de “V”, están protegidas por una resina que las preserva de la desecación. Sus flores amarillas aparecen en primavera. Los frutos se presentan en graciosos y delicados pompones blancos que persisten largo tiempo en la planta.  El cocimiento de las hojas se indica contra el reumatismo y artritis, y en aplicaciones externas contra golpes y magulladuras. Contiene elevadas cantidades de iodo y potasio.
Aspectos Ecológicos y Paisajísticos

Crece a pleno sol, con suelo drenado. Tolera suelos pobres, el frío y la sequía, pero no el anegamiento. Puede podárselo como arbolito. Su interés reside en su follaje persistente, brillante y de textura fina con aspecto plumoso, su floración abundante y sus frutos como pompones. De crecimiento medio-lento. Ideal para jardines xerófitos.
Aplicación como barrera contra viento, punto focal, canteros arbustivos, ocultar visuales.
Distribución clásica en la Provincia del Monte, en la  pre-cordillera y en el noroeste de Córdoba y san Luis. Bolivia y Chile.

LARREA3